Lobby trans al asalto de los menores en Europa

Por Luca Volontè (La Nuova Bussola Quotidiana). Traducido por Luis Rivera Colón

“Buenas prácticas para el reconocimiento legal del género para los jóvenes” es el manual preparado por abogados y grupos de presión para promover el transexualismo entre los jóvenes de todos los países de la Unión Europea. Una verdadera “biblia” para una sociedad transgénero que explica los éxitos ya alcanzados en ocho países para ayudar a militantes y activistas en otros. Eliminar la influencia de los padres y anticipar las decisiones de los gobiernos, es el secreto del éxito. Una advertencia también para Italia.

            “Only Adults? Good Practices in legal gender recognition for youth”  (¿Solamente adultos? Buenas prácticas en el reconocimiento legal del género para jóvenes), es el inquietante título del informe de los lobbies internacionales que promueven la nueva humanidad transgénero, sustraído y publicado en los últimos días por algunos periódicos ingleses y americanos. Un documento que pone la piel de gallina y que describe no sólo el estado actual de reconocimiento de la transexualidad en la legislación de ocho países europeos, sino que describe y enseña cómo promover la ideología de la fluidez de género desde una edad temprana, como bien se resume el Spectator (aquí).

            Todos los padres y educadores, especialmente los políticos que se inspiran en los valores cristianos, deberían leer y estudiar este manual y lo que estos personajes han conseguido imponer en muchos países europeos.

            La recopilación de “buenas prácticas”, tácticas y estrategias es el resultado de la colaboración de tres organizaciones: IGLYO (Organización Internacional, extendida en los 47 países del Consejo de Europa, de jóvenes y estudiantes gays, lesbianas, transexuales, queer e intersexuales; Fundación Thomson Reuters, una de las fundaciones benéficas más generosas del mundo, pero también una de las agencias de noticias y comunicación más importantes del mundo, y su grupo legal pro bono TrustLaw; y Dentons, el grupo más grande y extendido de abogados en el mundo.

            Las legislaciones de los países que se examinan son: Noruega, Malta, Bélgica, Dinamarca, Francia, Irlanda, Portugal y Reino Unido. En los “puntos clave” (págs. 11-22) de lo que podríamos llamar sin vergüenza la “nueva biblia” de una sociedad transgénero, en la que el hombre pierde todo conocimiento de su sexualidad natural (hombre-mujer) y se transforma en un “hombre nuevo”, es posible encontrar todas las sugerencias útiles para eslóganes y batallas culturales, legales y populares que pueden promover el nuevo dogma y la nueva humanidad en todos los países del mundo. Perturbador. 

            Se pasa luego al analisis de cada país: para aquellos que quieran profundizar se recomienda una lectura de las recientes involuciones que han afectado a países (una vez) considerados católicos como Portugal, Irlanda y Malta en los que la nueva humanidad, construida desde la escuela primaria, triunfará algún día. Una clara advertencia para la Italia de hoy, que confiamos será estudiada y profundizada en el tiempo. El movimiento transgénero, que dio sus primeros pasos hace sólo 20 años, está dando pasos gigantescos y abrumando a países y continentes enteros.

            “En este informe, hemos intentado examinar las buenas prácticas en términos de legislación, respaldo y clima cultural y político en varios países europeos, con especial atención a los niños… (las buenas prácticas muestran que) parte del incentivo para el cambio puede provenir de la percepción pública de la necesidad de vestir la injusticia. Se han utilizado con gran éxito los debates sobre derechos humanos, así como las campañas dirigidas a los políticos y el uso de historias reales de personas afectadas… Tras entrevistar a activistas de buenas prácticas en varios países, se espera que, con el entorno y las técnicas adecuadas, se pueda lograr el cambio… No cabe duda de que en el futuro los activistas intentarán presionar a los políticos para que abran el acceso a los niños, como ya se puede ver en algunos países” (aquí).

            En cuanto a la difusión (reconocimiento) del transgenerismo entre los niños y a las leyes y políticas de género dirigidas a ellos, se lanza un claro y violento ataque a la crianza de los hijos.  Todavía dice en el documento: “Es bien sabido que el requisito del consentimiento de los padres o el consentimiento de un tutor legal puede ser restrictivo y problemático para los niños. Los estados deben tomar medidas contra los padres que obstruyan el libre desarrollo de la identidad de un joven transgénero que se nieguen a dar su consentimiento cuando se le solicite. Mientras que los factores culturales y políticos desempeñan un papel fundamental en el enfoque que se debe adoptar, hay algunas técnicas que son eficaces para promover los derechos de tránsito sexual de los niños en los países con buenas prácticas”.

            ¿Estados que deberían tomar medidas contra los padres? ¿Agendas de gobierno? Pues bien, todavía dice claramente en el documento que “en muchas de las campañas de las ONG que hemos estudiado, ha habido claras ventajas en las que las ONG han logrado abrirse camino ante el gobierno y publicar una propuesta legislativa progresista antes de que el gobierno tuviera tiempo de desarrollar la suya propia”. Las ONG deben intervenir en las primeras etapas del proceso legislativo e idealmente antes de que éste comience. Esto les dará una capacidad mucho mayor para dar forma a la agenda del gobierno y (la última palabra) a la propuesta final”.

            Por último, los autores del “Manual para una sociedad transexual” recomiendan utilizar las batallas y logros alcanzados a través del matrimonio entre personas del mismo sexo (“igualdad en el matrimonio”) como un “velo de protección” para la identidad de género que “sigue siendo una cuestión difícil de apoyar públicamente”. “Otra técnica que se ha utilizado con gran eficacia” es la de “limitar la cobertura y la exposición de la prensa” (actuando en silencio, paso a paso).

            Pero si esta feliz evolución hacia la sociedad transgénero fue tan bella y emocionante para todos, ¿por qué se querría limitar la “cobertura y exposición” de la prensa? ¿Qué es lo que se quiere ocultar? (aquí)

            Pues bien, veamos los hechos. Un importante bufete internacional de abogados ha ayudado a redactar un manual de cabildeo para las personas que quieren cambiar las leyes y costumbres, crear una nueva humanidad sexualmente fluida y evitar que los padres tengan la última palabra sobre los cambios significativos para sus hijos. Ese manual aconseja a los promotores de este cambio que escondan sus planes detrás de un “velo” y que se aseguren de que ni los medios de comunicación ni el público en general sepan mucho sobre los cambios que quieren introducir en la vida de los niños. Se teme que si el público en general y los padres supieran lo que está sucediendo, paso a paso y en silencio, tal vez podrían oponerse y objetar; tal vez podría nacer una gran movilización de padres, madres y familias para detener este plan silencioso, pérfido y hasta malicioso de privar a los niños de su infancia, identidad y modestia (aquí).

            ¿Por qué tuvieron éxito y lo consiguieron tan rápidamente? Ahora sabemos que los grupos de presión altamente cualificados y acomodados han mantenido estratégicamente la ignorancia del público en general, en gran medida a través de la ofuscación y omisión de los medios de comunicación, mientras que persiguen un enfoque global, tan oculto cuando se basa en una estrategia legal y cultural coercitiva. De la batalla contra la sexualidad binaria, es decir, contra la consideración natural y biológica de que todo el mundo nace varón o mujer, hemos pasado inmediatamente al deseo obstinado de imponer el transgenerismo a todo el mundo, despojando a la infancia de su identidad para manipular mejor a la humanidad futura. Una minoría tiránica trabaja diariamente en este proyecto global, pero tras el descubrimiento y la publicación de su ‘blasfema biblia transexual’, ahora la mayoría silenciosa puede y debe abrir los ojos y actuar en consecuencia (aquí).

Artículo por Luca Volontè, publicado originalmente bajo el título: “Lobby trans all’assalto dei minorenni in Europa,” en el sitio web La Nuova Bussola Quotidiana. Traducido por Luis Rivera Colón.

Comparte
x

Check Also

Seis razones por las que nos debemos oponer a la Teoría Crítica de la Raza

La teoría destruye la posibilidad de la armonía social, como enseña la Iglesia Católica. Por lo tanto, todos los estadounidenses que aman a su país deberían rechazar la Teoría Crítica de la Raza como un intento de condenar a la nación y su historia. Los católicos también deberían rechazar la teoría porque es contraria a la enseñanza social de la Iglesia.