Cómo las Escuelas Están Imponiendo la Ideología de Género por medio del “Aprendizaje Socio-Emocional”

Stella Morabito, ex-analista de inteligencia e historiadora de la Unión Soviética y Rusia, advierte que las escuelas en Estados Unidos están empezando a adoptar un sistema de propaganda diseñada para aplastar el pensamiento y exigir lealtad a la ideología de género y lo “políticamente correcto.”

“El aprendizaje social y emocional” (Social Emotional Learning, SEL), explicó Morabito durante su conferencia, se está convirtiendo de moda en el ámbito de la política de educación pública y, si no se controla, dará lugar a un mandato monolítico y nacionalizado que exigirá la conformidad con el dogma políticamente correcto del momento. En otras palabras, se trata de una operación de propaganda masiva patrocinada por el estado destinada a aislar y controlar a las personas, incluyendo a los niños, sobre cómo sentirse y relacionarse con las personas.

En unos de los videos de CASEL (Collaborative for Academic, Social, and Emotional Learning), se explica cómo los educadores “necesitan al niño completo” (“need the whole child”), y el contenido académico en cualquier materia es ahora un “producto” (“commodity”) y es menos importante que la instrucción SEL, ya que los niños pueden acceder a Internet para tal conocimiento. CASEL alega que introducir la agenda de SEL cultivará en los niños las actitudes, sentimientos, y comportamientos necesarios para el aprovechamiento académico, como la empatía y la regulación de emociones. Sin embargo, detrás de las alegaciones de CASEL de construir auto-confianza en los niños se esconde una agenda de reingeniería social controlada por el estado. Esta agenda insiste en la conformidad total del pensamiento e ignora la individualidad genuina de cada estudiante y sus relaciones familiares.

Uno de los miembros de la junta directiva de CASEL es Linda Darling-Hammond, quien fue la elección del terrorista doméstico Bill Ayers para Secretaria de Educación del presidente Obama. Morabito mencionó que CASEL tiene varios socios cuyas agendas incluyen todo desde el globalismo social y económico hasta la ideología transgénero.

Ella continuó diciendo que hay algunas personas decentes que han caído en la trampa del pensamiento utópico, que por naturaleza siempre es colectivista. El pensamiento utópico ignora al individuo para construir un mundo predecible y mecánico que exige un control masivo sobre la vida y las relaciones de todas las personas, esencialmente programándolos con lo que ellos pueden y no pueden decir.

Morabito explicó que la toma de control de las relaciones comienza con socavar a la familia, específicamente el matrimonio, y el trabajo preliminar para esto ya se ha establecido por algún tiempo. Ella hizo referencia al trabajo de la teórica legal de género Martha Fineman, quien argumentó que el reconocimiento estatal de la institución del matrimonio debería ser abolido. Fineman observó que “una mayor regulación (protección)” ocurriría una vez que las interacciones entre los individuos dentro de las familias se eliminaran del velo de la privacidad que ahora los protege. Esos comportamientos luego serían “juzgados por estándares establecidos para regular las interacciones entre todos los miembros de la sociedad”.

Esta colectivización de las relaciones, donde se insiste en la conformidad con las regulaciones de las minucias más pequeñas, disminuye realmente las relaciones, argumentó Morabito. Y un buen ejemplo de esto es la creciente presencia de la ideología de género y los protocolos de pronombres.

Obligar a las personas a usar palabras y pronombres que no corresponden a su sexo biológico sino a los que elijan “desestabiliza el pensamiento porque socava por completo toda la estructura de nuestro lenguaje”, decía la presentación en PowerPoint. Se revisa un lenguaje, la reflexión y la conversación se reemplazan por “reflejos emocionales condicionados que crean una mentalidad de masas que no admite diferencias de pensamiento”. Según los informes, la mayoría de los socios de CASEL promueven la regulación del lenguaje (“speech”) de esa manera.

Las elites de poder siempre han utilizado la propaganda a través de la manipulación psicológica para coaccionar a las masas a ajustarse a una agenda, y con el tiempo las premisas falsas, como la noción de que “el sexo se asigna al nacer”, lentamente se convierten en leyes, explicó Morabito.

Cabe recordar que la peligrosa Reforma Educativa en Puerto Rico consiste en implementar la Ley Federal Every Student Succeeds Act (ESSA). ESSA impone programas de “aprendizaje socio-emocional” (SEL), somete a los niños a recopilación de datos precisos basados en evaluaciones sicológicas sin el permiso de los padres y a ser etiquetados según esas evaluaciones. Como bien explicó Morabito, la agenda detrás de SEL es programar el pensamiento de los niños, monitorear sus emociones y creencias, modificar su comportamiento, invadir la privacidad, y socavar la influencia de la familia y la fe en la vida del niño.

Traducción y edición por FielesalaVerdad.org del artículo “How Schools Are ‘Programming’ Children, Imposing Transgender Ideology: Propaganda Expert,” por Brandon Showalter, publicado en el Christian Post el 7 de febrero de 2018.

Comparte
x

Check Also

Obispo de Arecibo se opone a proyectos de ley que imponen ideología de género

El obispo de Arecibo, Monseñor Daniel Fernández Torres, se opuso a la aprobación de los Proyectos del Senado 184 y 185, los cuales imponen la ideología de género. Esto "se trata de una persecución religiosa," dijo el obispo en una carta a los senadores y representantes de Puerto Rico.