Madre rechaza el aborto y da a luz a gemelos que ahora son sacerdotes

Por Matthew Green (Aleteia). Traducido y editado por Fieles a la Verdad.

¿Qué harías si te dijeran que estás embarazada de un niño con dos cabezas y extremidades adicionales? ¿Qué pasaría si los médicos te dijeran que debes hacerte un aborto porque un embarazo tan difícil podría ponerte en peligro?

Rosa Silva enfrentó esta situación en Chile en 1984; decidió rechazar el aborto y aceptar “todo lo que Dios me envíe”. La diócesis de Valparaíso, Chile, le debe dos de sus sacerdotes a esa decisión: los hermanos gemelos, el P. Paulo y el P. Felipe Lizama. Hoy, a los ocho años de su sacerdocio, están entusiasmados con su ministerio y están usando las redes sociales para evangelizar.

Sus padres, Rosa y Humberto, no podrían haber imaginado hace 36 años que hoy tendrían hijos gemelos idénticos, sacerdotes, transmitiendo la Misa en vivo en Facebook. Cuando Rosa fue a un chequeo después de enterarse de que estaba embarazada, el médico le realizó una ecografía y pensó que lo que estaban viendo en la pantalla era un niño gravemente deformado (según la descripción, probablemente mellizos siameses inviables), un embarazo que podría poner la vida de Rosa en riesgo. El médico recomendó un aborto “terapéutico” como solución.

“Ellos le dijeron a mi madre que se hiciera un aborto … pero ella no quiso. Ella eligió la vida aunque en ese momento se podía, porque supuestamente estaba en riesgo ”, dijo P. Paulo a ReL. (El aborto “terapéutico” era legal en Chile en ese momento; se ilegalizó en 1989, pero se legalizó nuevamente en 2017).

Padre Felipe le dijo a Aciprensa que no están seguros si el médico malinterpretó la ecografía o si el Señor intervino en el embarazo para que nacieran gemelos sanos. Cualquiera que sea el caso, el P. Paulo dice: “siempre pienso con especial cariño y ternura en el corazón de mi mamá que daba su vida por mí, por nosotros”. […]

[Los hermanos Lizama nacieron el 10 de setiembre de 1984. Primero nació Felipe y como no se desprendía la placenta, los médicos sugirieron a la madre realizar un raspaje, pero ella no aceptó porque ella sentía que otro niño estaba por venir. Paulo nació 17 minutos después.

“Este último episodio es muy significativo para mi, los médicos introducirían unos utensilios para sacar la placenta que demoraba en salir. Mi mamá sabía que yo estaba ahí. Me demoré pero salí”, si le hacían el raspado “lo más probable es que me hubieran dañado gravemente”, expresó P. Paulo.

Los gemelos conocieron la historia de su nacimiento cuando cursaban el sexto año de formación en el Seminario. “Sin duda la sabiduría de la mamá y su corazón permitieron que en el momento oportuno nos enterásemos de tan hermoso acontecimiento”, afirma P. Paulo.

Siempre había pensado que la vocación al sacerdocio venía desde la adolescencia pero después se dio cuenta de que su vocación sacerdotal, Dios la gestó desde siempre y fue posible gracias al sí de su mamá, reportó Aciprensa.

“¿Cómo no defender la vida? ¿Cómo no predicar al Dios de la vida? Este acontecimiento potenció mi vocación, le ha dado una vitalidad específica y, por lo mismo, me he podido entregar existencialmente a lo que he creído. Estoy convencido de lo que creo, de lo que soy y de lo que hablo, claramente por Gracia de Dios”, agregó.]

Los caminos de Dios no son los nuestros. Rosa y Humberto Lizama se enfrentaron a una difícil decisión en la que podrían haber elegido un camino aparentemente más fácil que hubiera ido en contra de la ley de Dios (el aborto), pero en cambio optaron por confiar en Dios y respetar y acoger la vida, por “herida” que fuera esa vida podría haber sido. En este caso, Dios quiso bendecir esa fidelidad con un don para los padres y para la Iglesia. Que ellos y nosotros recibamos la gracia y la fuerza para comprender y tomar las decisiones correctas de manera constante; Dios, sin lugar a dudas, nos bendecirá constantemente, aunque no siempre lo veremos en ese momento.

Artículo por Matthew Green, publicado originalmente bajo el título: “Woman told to abort refuses; gives birth to twins who become priests” en el sitio web Aleteia. Traducido por Fieles a la Verdad.

Comparte
x

Check Also

Para los activistas LGBT, el pensamiento crítico se ha vuelto ofensivo

A los activistas LGBT no les gusta la idea de que un investigador estudie tanto la disforia de género como la anorexia porque el hecho de que la misma persona se haga esas preguntas implica que podrían estar relacionadas.