China usa las reglas anti-Covid para eliminar el “virus” de la Navidad

El respeto del distanciamiento y las mascarillas valen hasta el momento solamente para las iglesias. El gobierno declara un puñado de casos al día pero cancela las misas de Navidad por “seguridad”.

Artículo por Leone Grotti (Tempi). Traducido por Luis Rivera Colón.

Desde hace meses, China mira a Europa y a los Estados Unidos con superioridad; se jacta de haberse enfrentado a la pandemia de manera más rigurosa, y de haber erradicado el virus con mayor eficacia. Los bares y restaurantes están abiertos, y el uso de mascarillas, así como el distanciamiento social, es recomendable pero no obligatorio; no hay toque de queda, y las discotecas y los populares clubes de karaoke dan la bienvenida a cientos de clientes a la vez. Sin embargo, se imponen algunas reglas para el coronavirus, y también son muy estrictas si se considera que los nuevos casos que el país de 1,400 millones de habitantes reporta no se pueden contar ni siquiera con dos manos. Pero son reglas que sirven para erradicar otro tipo de virus: el del cristianismo.

”Fuera la Navidad de China”

El gobierno permitió en un principio las manifestaciones de grupos maoístas (estrictamente sin máscaras) en varias ciudades, con carteles que decían: “Saquen la Navidad de China” y “Opongan resistencia a la Navidad”. Varias universidades, según informa ChinaAid, prohibieron a los estudiantes salir de los recintos los días 24 y 25 de diciembre; otras no han permitido la compra y el consumo de manzanas. Debido a la consonancia en chino entre los términos “Nochebuena” y “manzana”, de hecho, con motivo de la fiesta cristiana se acostumbra a dar “manzanas de la paz”. Otras universidades han pedido a los estudiantes que cambien sus fotos de perfil de Wechat si contienen símbolos de Navidad.

No sólo eso. Como declararon a AsiaNews sacerdotes de diferentes partes de China, les impusieron fuertes restricciones a las celebraciones de Navidad. En el norte del país, revela “Padre Giovanni”, la Misa de medianoche fue cancelada y el número de fieles admitidos en la iglesia se ha reducido.

”Quieren las iglesias vacías”

También en una parroquia del oeste de China, como cuenta Anna, se canceló la Misa de medianoche y, durante la Misa de Navidad, a pesar de que se habían tomado todas esas medidas (distanciamiento, máscara, medición de la temperatura) que en otros lugares ya no se respetan,

antes del final “se presentó el director de la Oficina de Asuntos Religiosos. Irrumpió en la iglesia sin máscara y empezó a decir que la distancia entre los fieles era de menos de un metro; que había demasiada gente; que mañana vendrían del ayuntamiento para el control, para dar directivas sobre el número permitido de fieles, y dar permiso sólo para la Misa de temprano en la mañana”. Luego se fue “recomendando que se reduzca el número de participantes, que se mantenga la distancia, que se tenga cuidado con la protección, etc. En realidad todos sabemos que la epidemia se ha convertido en un excelente pretexto. Aparentemente, sólo serán felices cuando las iglesias estén todas vacías”.

Misas Canceladas

Si en una parroquia del este de China las procesiones estaban prohibidas, en otras dos del norte de China todas las celebraciones estaban prohibidas, y los fieles tenían que limitarse a rezar en casa. El padre Agostino explica: “Ya unos días antes de Navidad, algunas parroquias recibieron advertencias e intimidaciones de las autoridades, informándoles de la prohibición de las celebraciones. En otras partes la policía incluso vino a controlar los movimientos de la parroquia; algunos sacerdotes fueron obligados a huir la noche de la Vigilia. Es una situación muy embarazosa”. El párroco de la parroquia de Taihu, en Wuxi, Jiangsu, pudo celebrar la Misa de Navidad pero tuvo que pedir permiso a ocho oficinas diferentes.

Si el gobierno chino ha limitado verdaderamente las infecciones de Covid 19 en todo el país a un puñado de nuevos casos al día, no está claro por qué está imponiendo reglas tan estrictas sólo a las iglesias. La impresión es que para el régimen comunista el “virus” más peligroso de erradicar sigue siendo el del cristianismo.

Artículo por Leone Grotti, publicado originalmente bajo el título: La Cina usa le regole anti-Covid per debellare il “virus” del Natale en el sitio web Tempi. Traducido por Luis Rivera Colón.

Comparte
x

Check Also

Senadora llama a rechazar proyectos de ley que atentan contra la familia y la libertad

La Senadora Joanne Rodríguez Veve hizo llamado a la ciudadanía a contactar a los senadores para que voten en contra de los Proyectos del Senado 184 y 185, que imponen la perspectiva de género. "Dejemos saber a los senadores que somos más los que [...] creemos en una educación y política pública libre de ideología de género."